martes, 4 de mayo de 2010

A veces...

A veces no estoy seguro de si las teorías conspiratorias son sólo un mecanismo de defensa, un intento de afrontar el horror vacui, el miedo al caos del universo llenándolo con elementos ocultos que imponen un orden, puede que un orden terrible, opresivo, malvado, pero orden.
A veces creo que la incompetencia, el egoismo y la estupidez no pueden explicar el funcionamiento de nuestra sociedad, que no sirven para aclarar cómo es posible que los seres humanos nos coloquemos ante el desastre, si no en medio de él, con tanta ligereza.
La situación económica presente, con dos años de crisis encima, supuestas reformas del sistema (que nunca han aparecido) y el empeoramiento con las maniobras de los especuladores de divisas, más las consecuencias en el tejido social, parecen organizados por alguien o por un grupo que o bien pretende un retorno a una estructura social medieval o revoluciones, caos y destrucción social cuando a la gente no le quede nada que perder (en una maniobra de cuanto peor, mejor).
Me cuesta aceptar la consistencia de un modelo socio-económico como el actual en el que prácticamente mi generación entera está en un limbo profesional. Transcendiendo la situación personal, el aspecto global de la situación resulta deprimente. Somos sólo unos simios estúpidos, está visto.

4 comentarios:

Min dijo...

Somos una manada de simios estúpidos que se dejan guiar por cortinas de humo y mítines electoralistas, sin pensar en lo que hay detrás, pero bueno, lo peor está por venir, que tu educación y la mía al menos han tenido algo de calidad, pero los niños de ahora con los maravillosos programas educativos... en fin, confío en que la cosa mejorará, pero sólo porque no tiene más remedio.

Superflicka dijo...

El egoísmo y la estupidez gobiernan el mundo, estoy de acuerdo.

Pero, como idealista que soy, prefiero no caer en el cinismo y hacerle oposición a este gobierno del mundo.

Que es que al final, caerá por su propio peso.

Bichejo dijo...

Es peor, tu generación, la mía, y la que creo que hay entre las dos...todos estamos en el limbo profesional.
Hala, toma pensamiento positivo!!

Evil Preacher dijo...

La tesis de suponer el «pensamiento» conspiranoico como una forma de creer en un orden resulta muy interesante. Creo que también es la que defienden en el episodio de South Park dedicado al 11 de septiembre.