sábado, 3 de abril de 2010

Solidaridad.

Hoy escribo con una resaca de teobromina cojonuda. En contra de lo que os puedan decir, el chocolate también puede producir resaca (sobre todo si es casi medio litro de helado de fondant, que luego no puedes pegar ojo ni de coña). La terapia es lo que tiene, que siempre acabas pagando.

Hace ya una semana larga que concluimos la parte teórica del máster. Me alegra. El nivel de tensión ha sido máximo para todos en las últimas semanas, no sólo para mí, sino para todos y si llegamos a tener un par de semanas más no sé si me hubiese llegado a quemar a lo bonzo. Es una suerte que las prácticas de empresa las postergasen hasta el día 6. Necesitaba estos días de no hacer nada y aislarme del mundo.
En los cinco meses largos que hemos tenido de teoría del máster he tenido ocasión de comprobar que los límites de la competitividad que creía que había visto hasta ahora eran superficiales. Me he llevado sorpresas muy desagradables con alguna gente y si bien he trabajado codo con codo con algunas compañeras que han estado a la altura de mis mejores expectativas, a pesar de los roces que hayamos tenido, también he visto que otras personas, incluidas algunas de las que no lo esperaba, han caído en bajezas desmedidas.
No entiendo que haya personas capaces de ir a hablar con profesores para que le bajen la nota a un compañero, por más que éste sea un puto vago redomado. No entiendo que haya gente que por rencor deje a un compañero en evidencia delante del resto de alumnos y de los profesores. No entiendo que haya gente que se queje de que un examen ha sido demasiado fácil. Sencillamente, debo ser más imbécil de lo que pensaba, porque hay gente con mejores notas y mejores posiciones que yo que son capaces de entregarse a conductas que me parecen completamente mezquinas y sin ningún tipo de beneficio propio sin ningún tipo de duda.

5 comentarios:

MissMurphy dijo...

Si es que alguna gente le encanta avanzar pisando cabezas... y lo peor es que en muchos ámbitos se premia y se potencia ese comportamiento: ya he tenido a más de un jefe convencido de que la gente es más productiva si se lleva a matar y está dispuesta a cualquier cosa por destacar y quedar por encima de los demás...

mascaviar dijo...

¿Sus compañeros no van al cine? ¿Desconocen las teorías de Nash vs Smith?: http://www.youtube.com/watch?v=OBm2s69HJvc Tiempo al tiempo, "el mejor resultado es producto de que todos en el grupo hagan lo mejor para sí mismos y para el grupo". No soy experta en teorías económicas ni me haré carreras en las medias en una silla mientras asisto a un MBA de ESADE o IESE, pero lo de Nash me parece más sensato que el individualismo suicida de estos personajes con los que ha tratado. No se desilusione.

levmishkin dijo...

Vaya y yo pensaba que en ámbitos científicos dominaba la figura del colega.
Demoledor lo que dices, casi parece ver uno a los darwinistas de principios de siglo XX.

Illuminatus dijo...

La verdad es que no me ha decepcionado nadie especialmente porque ya tenía o pobre opinión de las personas que han estado implicadas o una sospecha, una vocecilla en el fondo de mi cabeza que me advertía de que había algo de veneno en esas personas.

Lo que ocurre es que me sorprende que la gente opte por estas formas cuando eso las deja tan en evidencia como a la gente a la que pretenden humillar.

Lev: en ciencia hay recursos limitados y la competencia se vuelve cainita en más de una ocasión porque también están los egos implicados. Esas formas de competir tienen también muchas veces asociada una necesidad de destacar completamente aborrecible. La endogamia del sistema hace que sea más obvio, incluso, que en las empresas privadas.

a1 dijo...

Si baja el valor de la titulacion por examenes demasiado faciles o por dar notas inmerecidas a vagos pues perjudica a los demas... Yo no lo haria pero en verdad es bueno que haya gente que lo haga...
Imaginate que te descartan para el trbajo de tus sueños porque hubieran tenido en el pasado alguien de tu misma facultad que fuera un completo inutil...